Un Observatorio Publicitario es un foro de observación, análisis y canalización de las denuncias formuladas por la población respecto a imágenes y contenidos sexistas, discriminatorios y con estereotipos de género femeninos y masculinos, que aparezcan en las publicidades difundidas en cualquier medio de comunicación (electrónico e impreso).

Por qué un observatorio publicitario sobre sexismo?

La publicidad es un discurso que propone conductas y valores más allá de los objetivos comerciales que le dan su razón de existir. Debido a su enorme inserción en nuestra cotidianeidad, creemos que los contenidos del discurso publicitario deben ser observados, revisados y criticados de forma profesional, respetuosa y rigurosa. Desde la Asignatura Pensamiento Creativo de la Universidad Abierta Interamericana, desarrollamos este Observatorio sobre Sexismo en Publicidad para contribuir a la construcción de una cultura de equidad entre hombres y mujeres. Bienvenidas y bienvenidos quienes quieran participar con sus denuncias, sus ideas y sus comentarios.
Si querés observar alguna publicidad por su contenido sexista envianos un mail a observatoriopublicitario@gmail.com

Declarado de Interés Municipal por el Honorable Concejo Municipal de la Ciudad de Rosario. Decreto Nº 31.323, Expte. Nº 166.837 - P-2008 C.M.- Sesión del jueves 23 de octubre de 2008.

miércoles, 20 de mayo de 2009

La salud, la pareja y otros estereotipos



La intención de este post no es hablar del producto en sí; abundan las páginas y sitios que discuten la eficacia del mismo, y no tenemos concoimientos sobre nutrición y medicina como para opinar.
Sí queremos reflexionar sobre un lugar común de las publicidades sobre productos que fusionan alimentación y medicación. Según las escenas propuestas, las mujeres siempre saben sobre enfermedades y tratamientos, mientras los hombres no sólo son unos despreocupados por su salud sino que no tienen idea de cuestiones tan popularizadas por los medios como el colesterol.
Triple estereotipo que presenta a las mujeres como sabias en todos los aspectos de la vida, a los hombres como pasivos aprendices y la relación entre ambos como un vínculo materno filial.
Que es una situación similar a las de la vida real, ya lo sabemos...
Que es importante cuestionar ese modelo, también.

5 comentarios:

Superchic dijo...

que buen blog, los felicito

Anónimo dijo...

Algo brincó en mi cabeza cuando leí:

"Bienvenidos todos aquellos que quieran participar con sus denuncias, sus ideas y sus comentarios."

Gracias por la bienvenida, pero creo que si quieren erradicar el sexismo, deberían empezar por no asumir que el género masculino es el absoluto, y el femenino es "el otro". Esa alteridad perpetua...

¿Tendrían algún problema con poner "bienvenidos y bienvenidas"? No creo que sea mucho trabajo cambiar la frase, e incluso podrían poner "Bienvenid@s" si se quieren ahorrar espacio/tiempo/palabras.

Asumirnos a las mujeres dentro de términos masculinos, existiendo el femenino para el mismo fin, es invisibilizar nuestra existencia.

Gracias por su atención.

Anónimo dijo...

No es un poco (por no decir bastante) tonto hacer un blog que denuncie publicidades, siendo ustedes mismo quienes están formando profesionales en dicha área?... En síntesis a lo que quiero apuntar: ¿De qué van a trabajar estos pobres chicos de su universidad?

Administrador dijo...

De la misma manera que cuando se forma abogados o médicos se trata de generar profesionales que cumplan con la ley o con el juramento hipocrático según corresponda -por más que el mundo esté lleno de ejemplos que muestren lo contrario- lo que intentamos es la formación de profesionales responsables con capacidad de decidir en función de sus propios valores qué piezas de comunicación generar y cuáles no. No propulsamos la desaparición de la publicidad -un rasgo cultural de nuestras sociedades contemporáneas- sino una mirada crítica sobre los estereotipos. Estereotipos que, lejos de ser producto de la creatividad, suelen ser negación de la misma.

Administrador dijo...

Gracias Anónimo del 22 de agosto. Como verás, hemos tomado tu sugerencia, que por supuesto es pertinente.
Una prueba de lo enraizado que se encuentran los estereotipos en nuestras prácticas, en tanto aún quienes estamos atentos a veces no los vemos.
Pero... en tu comentario hablás como mujer en primera persona ("Asumirnos a las mujeres...") ¿No deberías firmar como anónima?