Un Observatorio Publicitario es un foro de observación, análisis y canalización de las denuncias formuladas por la población respecto a imágenes y contenidos sexistas, discriminatorios y con estereotipos de género femeninos y masculinos, que aparezcan en las publicidades difundidas en cualquier medio de comunicación (electrónico e impreso).

Por qué un observatorio publicitario sobre sexismo?

La publicidad es un discurso que propone conductas y valores más allá de los objetivos comerciales que le dan su razón de existir. Debido a su enorme inserción en nuestra cotidianeidad, creemos que los contenidos del discurso publicitario deben ser observados, revisados y criticados de forma profesional, respetuosa y rigurosa. Desde la Asignatura Pensamiento Creativo de la Universidad Abierta Interamericana, desarrollamos este Observatorio sobre Sexismo en Publicidad para contribuir a la construcción de una cultura de equidad entre hombres y mujeres. Bienvenidas y bienvenidos quienes quieran participar con sus denuncias, sus ideas y sus comentarios.
Si querés observar alguna publicidad por su contenido sexista envianos un mail a observatoriopublicitario@gmail.com

Declarado de Interés Municipal por el Honorable Concejo Municipal de la Ciudad de Rosario. Decreto Nº 31.323, Expte. Nº 166.837 - P-2008 C.M.- Sesión del jueves 23 de octubre de 2008.

martes, 25 de septiembre de 2018

Premios Polémicos

Hace muy poco tiempo, compartíamos nuestras reflexiones sobre un spot que generó importantes polémicas: "Putin", producido por TyC Sports, semanas antes del Mundial 2018.
Pese a las críticas públicas, a la indignación de las audiencias y al revuelo generado, la agencia publicitaria - Mercado McCann- decidió enviarlo a competir a The Clio Awards. Como si esto fuera poco -con este gesto la agencia da cuenta de que las críticas no les hicieron mover su opinión ni un ápice- en el prestigioso festival, recibió un premio. No fue el oro, pero se llevó un polémico "Bronce".
En esta nota, compartimos con Sonia Santoro y otros colegas, nuestras reflexiones sobre las causas y las razones de tamaño desatino.

https://www.pagina12.com.ar/144028-la-homofobia-tiene-premio

domingo, 5 de agosto de 2018

Otra vuelta a la Calesita

Mientras la marea verde impregna los rincones de la sociedad; mientras el movimiento de mujeres ratifica, día tras día que no existe otro sujeto político y social que tenga tanta potencia, inventiva y caapcidad de movilización; mientras las mujeres vamos cuestionando cada espacio de privilegio basado en el género, cada inequidad, cada violencia; mientras sucede todo eso... la industria publicitaria evidencia una vez más sus dificultades para leer mundos cambiantes.
Así es que, Carrefour, un anunciante de peso, se despacha con una campaña para el Día del Niño y de la Niña plagada de estereotipos.





No habían terminado de pegar los carteles en sus diferentes sucursales cuando Carrefour Argentina debió salir a pedir disculpas por las redes e iniciar el retiro de su campaña.
No hizo falta una presentación judicial, ni siquiera una denuncia a algún organismos de contralor. Las fotos que usuarios y usuarias compartían por las redes se viralizaron raudamente. No hubo aquí campaña orquestada, ni colectivos feministas impulsando la acción. Fueron las y los clientes quienes demostraron que los tiempos cambiaron definitivamente. Nuestra pregunta de siempre sin embargo, permanece: ¿la industria publicitaria argentina, no lo advierte?

Compartimos una nota de las colegas de Publicitarias.Org

viernes, 11 de mayo de 2018

El Mundial de la homofobia


Mundial 2018, Comercial “Putin” de TyC Sport.
¿Por qué no es un chiste y discrimina a la comunidad LGTBIQ?



El día de ayer saltamos de la cama: mientras nos poníamos al día con las noticias mirando Twitter en paz, nos encontramos con un nuevo spot de TyC Sports sobre el mundial de fútbol.

El comercial comienza con la siguiente frase en la voz de un relator (voz de hombre, claro):

“Señor presidente de Rusia, nos hemos enterado de que su país no admite la manifestaciones de amor entre hombres, estamos en problemas”


A partir de allí, se suceden una serie de clichés que comparan al hombre apasionado con el fútbol con conductas que -supuestamente- corresponden a reacciones de homosexuales.  Entre ellas:
  • “Es común ver llorar a un hombre por otro hombre”
  • “Ver agachado a un tipo frente a otro”
  • “Tan normal como que se revuelquen por el pasto”
  • “Se paseen con los genitales en el cuello”
  • “Quizás para hombres duros como usted sea difícil de entender algunos gestos de amor” (En esta parte se hace una seña que se entiende como acto sexual).
Pasando en limpio, el hombre duro y heterosexual no siente, no llora, es orgulloso frente a otro hombre, los genitales y su cuerpo están lejos de otro hombre. Compara, en síntesis, el amor entre dos personas del mismo sexo, -un amor que trae aparejado, en muchos casos, años de lucha y gritos por aceptación; muertes, castigos que aún siguen vigentes; suicidios, malos tratos, daños psicológicos, insultos, etc.- con el amor que sienten dos hombres con un balón por medio.

Lo que el relator quizás ignora, es que en Rusia esta homofobia no queda solo -como si fuera poco- en chistes.
En Rusia, debería saber el relator, no se admiten las manifestaciones de amor entre gays. En Moscú, por ejemplo, sufren de acoso callejero cuando se muestran juntxs.
En Rusia hay grupos que cazan gays: personas que arman perfiles falsos en apps de citas, van para verte, van de a muchos… y te tortura, te pegan, te sacan fotos y después amenazan con contarle todo a tu familia. Te inducen al suicidio.
En Chechnya existen campos de concentración gay, lugares de detención para gays o bisexuales, para personas que aman de una forma que su país no acepta, donde son torturados y asesinados.

En los siguientes segundos del spot se muestra la imagen del jugador de fútbol Ponzio con su pantalón manchado por un sangrado provocado por hemorroides, acompañado de una voz en off que dice:“No hay nada más emocionante que ver a un hombre romperse todo por otros hombres”. En la lógica del comercial no sólo es gracioso o motivo de burla que los hombres tengan relaciones anales, sino que también presentan al sexo anal como algo doloroso y no asociado al placer.

Como si fuera poco, este comercial que también hace un chiste de “doble sentido” con el apellido del presidente ruso “Putin”. En síntesis: no sólo denota un preconcepto de debilidad y sensibilidad en los hombres homosexuales, sino que también se burla de ello y aprueba que los hombres heterosexuales puedan expresar libremente sus sentimientos SOLO EN CUESTIONES DE FÚTBOL. Además, desvía la gravedad de la persecución LGTBIQ en Rusia e ignora los estigmas a los cuales las identidades de género disidentes, están expuestas en nuestra sociedad.

Y no se olvidaron de remarcar que el fútbol es solo un deporte masculino, aunque haya millones de mujeres que amamos el fútbol. Más que masculino, diríamos que es de machos.
Concluye diciendo “Estamos enfermos, y ¿sabe qué? es contagioso.” 
No hay remate.


Nos gustaría que reflexionemos mucho sobre esto: ¿los publicistas de la agencia Mercado McCann no tuvieron la lucidez para pensar en cuantos niñxs y adolescentes habrá en sus casas intentando expresarles a sus familias su orientación sexual? Luego de ver este spot probablemente tengan menos fuerza para decirlo. ¿No pensaron cuantas personas que vienen sufriendo maltrato físico y psicológico se sentirán ahora más dolidos?

Por suerte el spot ha sido dado de baja, por suerte gran parte de la sociedad ha salido a gritar su enojo en su cara. Aunque no es solo una cuestión de suerte, sino el resultado de años de lucha y valentía, que contribuyeron a que entendamos que sentir amor no tiene que ser un castigo y que expresarlo libremente es un derecho de todas las personas.

Este comercial atrasa muchos años. Tomemos conciencia sobre nuestro lugar como publicistas, y como personas. ¿Te sigue pareciendo gracioso? Volvé a los ‘90s.

Ana Luz Mendieta - Sol Simich (graduadas de Lic. Publicidad)

viernes, 4 de mayo de 2018

La Industria publicitaria frente a la marea feminista


Vivimos tiempos marcados por la emergencia pública de los feminismos, que han trascendido los espacios militantes, las reflexiones académicas para instalarse en la discusión cotidiana, en el prime time de los medios en las tapas de los diarios. Llegar hasta aquí no fue fácil ni gratuito. En nuestro país, esta efervescencia surge en parte empujada por el hartazgo que provocan los femicidios y la ominosa cobertura de los mismos que venían realizando los medios. La respuesta de las mujeres fue tomar las calles, pero además redoblar los señalamientos hacia la cultura patriarcal en cada espacio que habitamos: la escuela, la casa, los medios, la justicia, la universidad y tantos otros.
La publicidad, obviamente, no podía quedar al margen.
Desde hace tiempo los discursos publicitarios han sido señalados como herramienta clave en la construcción de las desigualdades, de los estereotipos y la violencia simbólica. Sin embargo, la industria publicitaria esquivaba estas acusaciones, apelando a la supuesta voz del mercado y desentendiéndose de sus responsabilidades.
Hasta que el cambio también comenzó a producirse desde adentro. Así en nuestro país surge PUBLICITARIAS.ORG, una comunidad de profesionales de la publicidad que se organizan para cuestionar el modo de construir los mensajes y denunciar, a su vez, la misoginia de la industria, que las considera en general menos capaces, menos creativas, menos ...
Los movimientos "desde adentro", no suceden sólo por estas latitudes. Como quedó en claro después del 8 de marzo (adeudamos el post evaluando las publicidades alusivas del 2018), la agenda feminista está haciendo mover le mundo. Así es que en Estados Unidos, las mujeres de la industria publicitaria, también están decididas a marcar los puntos a un segmento que se resiste. con estas premisas nace Time´s Up Advertising, un proyecto destinado a crear una cultura de equidad en las agencias. Aquí, invitamos a conocerlo, opinar e intercambiar ideas.

domingo, 30 de julio de 2017

La delgada línea entre lo sexual y lo sexista


La comunicación de Prime, que apela al doble sentido y al humor, tiene siempre una connotación sexual, que resulta lógica teniendo en cuenta el producto. El lugar de ambos sexos está equiparado en la generalidad de la comunicación que se hace por redes sociales.  Trabajan con insights que tienen que ver con el producto y el target al que se apunta, adentrándose en un terreno delicado, sobre todo en estos tiempos, resultando la comunicación una labor especialmente difícil para la marca. Prime no puede alejarse de la publicidad sexualizada, ya que el tipo de producto así lo requiere. Aunque la marca no suele ser un foco de críticas en cuanto a sus mensajes publicitarios, el pasado 7 de junio, día del periodista, en las redes sociales desbordaron los insultos de los distintos usuarios hacia publicación realiza por la marca, lo que derivó en la eliminación de la pieza seguido de una pública disculpa de parte de Prime.

“¿Te hago el copete?

Este titular fue el elegido por Prime para felicitar a lxs periodistas en su día. La frase es un juego de palabras que hace referencia al sexo oral por parte de la mujer hacia el hombre, jugando con su nombre vulgar, asumiendo que el lugar del hombre solo está en recibir placer y el de la mujer en darlo.
Pero la ofensa no terminó solo con la frase, el mayor problema en la comunicación fue la imagen utilizada. El titular está acompañado por la foto de una supuesta periodista que se encuentra en una pose sugerente, de rodillas y con un dedo en la boca hablándole a quien podría ser su jefe o editor. Las interpretaciones de la imagen fueron diversas y las críticas no tardaron en aparecer. Dentro de las respuestas e interpretaciones más repetidas entre los usuarios se destacaba la relación que estos establecían entre la pieza y el estereotipo tristemente instalado en la sociedad de que la mujer, por el simple hecho de ser mujer solo puede triunfar laboralmente haciéndole “favores” a su jefe que, a su vez, es jefe solo por el hecho de ser hombre.
Como si esto fuera poco, la pieza estaba acompañado por la frase “La nota la hacemos en la cama”.

Para concluir, si bien el pedido de disculpas extendido por Prime resulto satisfactorio, el daño estaba hecho. Sería interesante que la marca, ya que decidió embarcarse en un desafío comunicacional de esta magnitud, revea su rol de comunicador y formador de opinión, sobre todo en lo que respecta a un tópico social activo como este y ponga el ojo en producir mensajes tan responsables como creativos y humorísticos. 

sábado, 9 de julio de 2016

Micromachismos


El rubro es, supuestamente, un rubro "varonil": las herramientas exigen fuerza, destreza y saberes técnicos "propios de los hombres". La audiencia, para los hacedores de esta pieza, es también eminentemente masculina. Por eso, se permiten todos los estereotipos posibles: en primer lugar asocia este tipo de productos con "los hombres" - como si no hubiera hombres que detestan este tipo de trabajos y mujeres que los hacen gustosas -; en segundo lugar, presenta a una mujer tan "compañera" que acepta reemplazar a su pareja en un partido de fútbol, para que este pueda dar rienda suelta a otra pasión. Y como si fuera poco, la representan como una tonta incapaz de adaptarse a la masculinidad del grupo...
El club de los machos en su máxima expresión.
Gracias Josefina Arlotta por acercarnos este caso!